« Home | Violencia en el primer mundo » | ¿Existe la voluntad popular? » | La cara oculta del abolicionismo » | Botando el voto » | Establishment » | Otro planeta » | Resignación vs Utopía » | ¿Liberales? » | No apto para cristianos practicantes » | López » 

23 noviembre 2006 

¿Quién tiene razón?

Dentro de poco, los congresos de EE.UU. y Colombia deberán decidir si le dan el visto bueno al tratado de libre comercio entre ambos países.

En Colombia, la oposición es imp0rtante. El argumento: el libre comercio implica desempleo, pobreza y bla bla bla... He aquí una muestra de esta opinión:



(click aquí para leer el artículo original)


En EE.UU., la situación no es muy distinta. Numerosas personas se oponen aduciendo lo mismo que los Colombianos: más desempleo, más pobreza, y sigue el bla, bla, bla...



Traducción del título: "Los demócratas ganan a lo grande oponiéndose a los acuerdos de libre-comercio"
Link a la nota completa (en inglés)


Por lo tanto, uniendo ambos argumentos (que son el mismo, pero desde distintos lados), el libre comercio ya no sería un acuerdo de suma cero, donde lo que gana uno lo pierde el otro, sino que se trataría de una resta: pierden todos.

Pero esto suena bastante ilógico. Evidentemente, alguno de los 2 está equivocado. Si una parte piensa que va a perder puestos de trabajos, lo lógico es que el otro los gane.

Esta oposición, tanto de pobres como de ricos al libre-comercio, ¿no invalida en cierta forma los argumentos que exponen ambos?

¿Cómo es posible que los ricos piensen que los pobres les quitarán puestos de trabajos porque cobran menos, mientras que al mismo tiempo, los pobres teman que los ricos los suplanten gracias a su mayor poder económico?

Hay algo que no encaja... ¿Será que ambos están equivocados? ¿O será que el libre comercio (el real, no el que solo beneficia a algunos sectores privilegiados) es un salto cualitativo para todos?

¿El verdadero problema, escondido tras argumentos de buena voluntad, no será que la libertad de comerciar perjudica a algunos que tienen suficiente poder como para impedir esos cambios?

La teoría dice que a, la larga, ganan todos. El tema es que la teoría está pensando en el libre comercio a nivel global y multilateral, no en acuerdos bilaterales que finalmente tienen el efecto de "desviar" comercio de destinos más eficientes.

Por otro lado, hacia dentro de cada acuerdo, como el de EEUU y Colombia, también hay ganadores y perdedores, y general son los perdedores los que hacen más ruido, muchas veces con cierta razón porque el gobierno firma el acuerdo sin prever una asistencia a los que quedan en el horno. Slds.

En la teoría y en la práctica, limitar la división social del trabajo implica menos desarrollo.

Siempre que se extiende el comercio, a la larga ganan todos. Sin importar si se trata de tratados multilaterales o bilaterales.

Afirmar lo contrario es simplemente afirmar que la división social del trabajo no desarrolla sino al contrario, atrasa. Y eso es totalmente insostenible.

En condiciones de libre mercado, ni siquiera debería haber quienes queden en el horno a corto plazo. El problema son las intervenciones estatales que reducen la flexibilidad de la readaptación del aparato productivo de una región a las nuevas condiciones que aparecen con los TLC (que no son tratados de libre comercio, sino tratados de expansión comercial)

Enrique, no creo que la teoría esté pensanda a nivel global y multilateral. De hecho, hay países que abrieron sus economías unilateralmente, y tan mal no les va. El caso de Hong Kong es paradigmático.

Por otra parte, es verdad que con el libre-comercio hay sectores perdedores, justamente los que benefician del proteccionismo estatal.

Siguiendo lo que dice Lobogris, la verdadera decisión no es si se protege o no se protege a ciertos grupos, sino si se pondera más el desarrollo integral de la sociedad o si se prefiere que algunos tengan privilegios.

ESTAS SON LAS OPINIONES QUE EL PUEBLO TIENE DE “BLOGBIS”, PUBLICADAS EN UN MEDIO COMO CLARÍN QUE SÍ OTORGA LIBERTAD DE EXPRESION SIN CENSURA. ANTE LA CLARIDAD DE EXPRESION DEL AMIGO OMAR, HUELGAN LOS COMENTARIOS:

“La consecuencia son personas como ésta:
La peor consecuencia son las mentalidades represivas fanáticas como la de este sujeto... http://blogbis.blogspot.com/
Es un arquitecto profesor de la Universidad Nacional de Rosario. Recorran su blog para ver cuan barbárico es su acotado espectro mental.
Derechista, promilitar, neoliberal, capitalista, defensor de la tenencia de armas... en fin, un verdadero desastre que es nada mas y nada menos un segmento de las consecuencias de la dictadura militar que pasó.
Si pueden dejen sus opiniones en ese blog... a modo de escrache”.

(Posteado en Clarín el 20/03/06)

Está bueno.
El punto está en que la mayoría de las personas no usan el sentido común y la lógica.

¿El "pueblo" tiene opiniones? ¿Y además las postea en Clarín? Buenísimo, seguro que estoy por encontrarme al "pueblo" caminando por la calle...

Aunque nunca confié demasiado en la opinión del pueblo, después de todo era la voz del "pueblo" lo que interpretaban personajes nefastos como Hitler, Videla o Pol Pot.

La verdad que "blogbis" a veces me irrita un poco... pero de ahí a sostener que ser liberal y capitalista es malo...

Me parece que al anónimo "se le escapó la tortuga"... Y eso de los escraches siempre me pareció de persona intolerante... no casualmente lo inventaron los simpáticos muchachos del partido nazi y alcanzó su máxima expresión en una noche negra para la humanidad: "la noche de los cristales rotos".

Hola, soy Claudia.
Estoy de acuerdo con dieguistico en el repudio al partido nazi y a todo lo que eso significa. Pero considero que decir que Hitler y Videla eran "el pueblo", es un error sin la más mínima sustentación. De hecho ellos asesinaron al pueblo (millones en un caso, decenas de miles en el otro). Y no dije que ser liberal y capitalista sea malo: sólo que Blogbis, este personaje, es una consecuencia de la dictadura militar. Este arquitecto del proceso puede considerarse afortunado de que estudio en la UBA y no voy a sus clases de Rosario ...

Claudia, Hitler permanentemente hacia referencias al pueblo.

Hasta el auto alemán típico de esa época era "del pueblo" (volkswagen)

En efecto, el tema es que el concepto de pueblo es apropiado por esa gente, para legitimar sus planes. Se aprovechan de que en la realidad no existe nada parecido a ese concepto tan etéreo.

Good dispatch and this post helped me alot in my college assignement. Thanks you on your information.

Publicar un comentario