« Home | Cárcel » | La intolerancia no es solo musulmana... » | Chorros II » | Chorros » | Energía positiva » | Educación pública » | El modelo de la clase media » | ¿Robo justificado? » | Hermanos latinoamericanos... » | Conservadores vs. Libertarios » 

24 mayo 2006 

Autoridad presidencial

Si hay algo que se valora de la Administración Kirchner es que "restauró la autoridad presidencial". Es la opinión, entre otros, de los supuestos representantes del "liberalismo" argentino (Link a La Nación)

Por mi parte, sostengo exactamente lo contrario: lo peor de la Gestión Kirchner es haber restaurado la autoridad presidencial. Gracias a eso, el Estado puede intervenir cada vez más en las vidas privadas. Gracias a esa "recuperación de liderazgo" nos obligan a donar compulsivamente nuestras órganos, nos controlan los precios, nos incautan cada vez más ingresos a través de impuestos, nos obligan a mantener gente que no queremos mantener.

En el fondo, lo que está detrás de la alegría por la "restauración de la autoridad" es la necesidad de tener un pastor que guíe al rebaño. ¿Qué haríamos sin el pastor? ¿Ser libres? ¡Caos! ¡Terror!

Es paradójico que los "líderes" del liberalismo, le tengan aversión a la Libertad (con mayúsculas). No obstante, no resulta tan extraño que ocurra en una sociedad que desconfía de la iniciativa individual y de la potencia creadora de los espíritus libres.

En países como el nuestro, mucha gente prefiere el exceso de autoridad a la falta de. Creo que se debe a que, lamentablemente, en nuestra tradición lo peor que vivimos no fue la tiranía, sino la anarquía. Mientras en la tiranía la supervivencia es posible acomodándote a los caprichos del déspota de turno, en la anarquía la cosa se complica porque se trata de miles de tiranuelos.

Luis, no creo que en Argentina haya habido verdaderos tiempos de anarquía. Lo que si se vivieron fueron períodos caóticos en la transición entre la caída un gobierno/régimen decadente y la subida del nuevo mandamás.

Y si, por si lo dudabas, soy un poco anarquista! Pienso que es mejor el "orden espontáneo" que el "orden ordenado".

Publicar un comentario