« Home | Chorros II » | Chorros » | Energía positiva » | Educación pública » | El modelo de la clase media » | ¿Robo justificado? » | Hermanos latinoamericanos... » | Conservadores vs. Libertarios » | Finlandeses go home! » | Despropósito » 

18 mayo 2006 

La intolerancia no es solo musulmana...

Estoy sorprendido por las reacciones ante el estreno de la película "El Código Da Vinci".

En Argentina, un abogado católico presentó una demanda para que se aclare que se trata de una ficción. Según el querellante, la película “constituye una agresión y un insulto a la creencia de la mayoría” (
link). Este pensamiento resume el de muchas personas, algunas de las cuales consideraba centradas, que se alegraron por los abucheos en el Festival de Cannes. Por supuesto, en todos los casos se trata de personas muy "creyentes".

¿No es esta forma de pensar el gen de la intolerencia? ¿Significa esto que cualquier versión histórica que se aleje de los cánones establecidos estaría "agrediendo" e "insultando"? ¿Qué pasa si alguien no cree en Jesucristo? ¿Es un agresor por ese motivo?

La gran pregunta es: ¿estamos todos obligados a seguir las creencias de la mayoría o podemos expresar opiniones distintas?

Las creencias religiosas son una experiencia individual, no colectiva. Convertir a la religión en una entidad "popular" es el paso previo hacia la intolerancia, el primitivismo mental y la barbarie social.

Creo que la religión entra dentro del ámbito privado de las personas. Todo esto me parece una exageración. Como diría una tía mía, están dando por el pito más de lo que el pito vale. Cada uno es dueño de sentirse ofendido por lo que les parezca. Pero también creo que hay una diferencia entre una querella judicial e incendiar cines con la gente adentro o salir a degollar a los que van a ver la película.

Coincido con Luis.

El Vaticano no decretó una bula papal para condenar a muerte a Dan Brown ni a Tom Hanks.
Ni la jerarquía de la Iglesia Católica ni las autoridades del Opus Dei lanzaron a sus seguidores a ejecutar a los herejes allí donde se encuentren.
Hay quienes pueden decir que Jesús, o que Mahoma son mitos, pero eso no implica que para destruir esos mitos se creen mitos nuevos.
Además, si llegás a decir algo en contra de los judíos en seguida te comés una denuncia en el INADI.

Por otra parte, recuerdo muchas películas en las que al final salía la leyenda de que "esta es una obra de ficción y ningún personaje corresponde a la realidad, o algo así.

Es verdad que acá no se sale a degollar gente por estas cosas. Pero la raíz de la intolerancia está, y uno nunca sabe cuando eso puede transformarse en violencia concreta.

Publicar un comentario