« Home | ¿Argentina si, Alca no? » | Controles: para nosotros no, para ellos sí » | La maraña » | Papeleras » | Teléfonos » | Rebelde de mentira » | Chicos estúpidos » | 9 por ciento » | ¿Progresismo o pobresismo? » | Combatiendo al capital » 

09 marzo 2006 

Tristeza mundial: se quedan sin las gloriosas carnes argentinas

El gobierno argentino acaba de suspender por 180 días la exportación de carnes para combatir la suba de precios. Link de La Nación.

Conclusiones varias:

- Parecería ser que en pasados no tan remotos vivimos inflaciones que eran muy fáciles de controlar: con evitar exportaciones bastaba. Si hubieramos sabido a tiempo habríamos evitado la incorporación de varios ceros a peso ley "no se cuanto" y al ya olvidado austral.

- ¿Qué esperamos para cerrar definitivamente las fronteras y terminar con la inflación? ¡Quememos ya los contenedores de soja y trigo, así podemos condimentar nuestras ensaladas y comer sanwiches sin ajustarnos el cinturón!

- También podríamos prohibir la llegada de turistas extranjeros al país (no dejan de ser una "exportación").¡Así podríamos ir todos en viajes comunitarios y populares al Glaciar Perito Moreno!

(Lo anterior es una ironía. Aclaro esto para los desprevenidos/deficientes, que según mis estadísticas superan el 80% de la sociedad argentina).

- Es evidente que la Ministra de Economía no entiende nada de economía. Es más, creo que tiene problemas para razonar lógicamente.¡Controles de precios en el siglo XXI! En fín, no vale la pena gastar palabras en esto.(Esto no es ironía)

- Los empresarios de la carne empezaron a quejarse tarde. ¿Acaso no les gustaba la devaluación que tantas ganancias les dejó a través del mega-empobrecimiento del grueso de la población? Bueno, esto es una consecuencia directa de es política. A llorar a la Iglesia (o a la Casa Rosada, como ellos quieran).